Largo de santo antoninho

El nuevo palco en la plaza preparado para las fiestas de lisboa me viene bien, me subo y se està fresquito con la sombra del toldo. Los dos bares nuevos de super bock que han colocado en la entrada están cerrados, el suelo limpio, y en la calle sòlo algún vecino que sube. Hace mucho calor. Si no fuera por la obra de la casa amarilla estaríamos en silencio. Erika sale a barrer un poco sus escaleritas. Yo continùo sentada en este palco, escuchando còmo afecto y còmo soy afectada en el mejor de los casos. Continùo. Viene Erika a contarme que los conciertos ya comenzaron y que a ellos les tiembla toda la casa, hasta el corazón me tiembla, me dice, así que nosotros nos vamos, si fueran fiestas de 2 o 3 días, pero un mes es demasiado, me tiembla todo el cuerpo! Por lo menos el suelo està limpito, le digo, sì ,eso està bien…
Dice que colocan música horrible cuando no hay orquesta mismo cuando no hay nadie en la calle, una música altísima que es sòlo para hacer temblar las casas y los vecinos salir a dormir a otro sitio.
A seguir viene Rui a hablar conmigo, me cuenta una historia de terror de intereses en las obras de la cámara. El fiscaliza obras de la cámara y trabaja en la casa amarilla, me habla de la casa donde mora el Seu Vicente y me pregunta por què yo no solicito una casa así, que la cámara tiene muchas y casi todas vacìas…mm
Las palomas pelean en la fuente.
Danzo, Dominique viene a coger agua, èl consigue trabajos poco a poco, la vecina de la puerta n.12 le llama para arranjar uma fita na casa dela, aparecen los meninos que fuman charros aquí ao pè da minha dança. Tengo la impresión de que la danza siempre es diferente, no consigo ver movimientos que insistan, o tal vez sea sòlo el dia de hoy. Continùo. Tengo la sensación de moverme muy leve, los meninos continúan sus conversas y sus charros, y va pasando gente que me conoce y gente que nunca me había visto. Se acaba la hora del almoço y las màquinas funcionan en la casa amarilla de nuevo sin piedad.

Insisto una y otra vez en considerar los afectos y preguntar al cuerpo con la profundidad que alcanzo a cada momento, evito perderme en la relación atravès de palabras, puede ser una vìa de escape al trabajo de preguntar realmente por esa relación al cuerpo. O encontro por dentro do encontro , el cuerpo que se afecta en ese encuentro por dentro del ola, bom dia, està muito calor hoje! mas también he descubierto la importancia de decir de facto ola, bom dia, està muito calor hoje! como una forma de abrir la puerta, una forma entre otras, siendo la palabra màs rápida en alcanzar al otro, al menos màs evidente para los dos.
Rui se acerca a mì una vez màs. Hablamos durante una hora o màs, me cuenta historias de su vida para yo un dia escribir un libro sobre èl. Yo te acompaño desde el primer dia que tú viniste aquí, desde entonces estaba siempre en la obra controlàndote, mirando a ver què hacìas y desde el primer dìa te miraba y pensaba, què va a ser de tu futuro?

Rui tiene unos 50 años, estoy aquí hace tres horas, tengo hambre, y muchas historias muchas en el cuerpo.
Susana

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: