Un palomo y tres palomas

Imagina bailar aquí 40 minutos, la primera parte ante el árbol, de hígado y quedas suspendidas en el aire. Junto al árbol grande el cuerpo se dobla, aparece el cuerpo ramas de un tronco que en poco tiempo también comienza a moverse, aparecen ramas en contracciones.
Nunca es exactamente igual.
Cuando identifico lo que hago con algo anterior, le pongo un nombre y pienso ya sè lo que es èsto, no lo dejo aparecer realmente, lo hago ya creándolo pero no lo dejo aparecer. Falta ese no saber, falta ese algo tan precioso, que crea tiempo, ese no saber que estira el tiempo y que soporta el gesto cuando aparece. Falta una densidad de cuerpo, la densidad del no saber. Dejar aparecer, permitir que el cuerpo aparezca, sin identificarlo antes, sin èsto ya sè, apareció el otro dìa, es así y así! y el cuerpo que iba a aparecer, estaba naciendo, no tiene oportunidad de aparecer y queda escondido tràs la representación de aquello que iba a ser, que yo ya identifiquè, que yo ya conozco, que ya sè de una vez anterior. Me adelantè, lo nombrè e imposibilitè. Lo creè en la misma, pero la densidad del cuerpo no se mantenía, perdí de mi, no fue capaz de mantenerse. Perdí de mi al nombrarlo, como pierdo de mi muchas veces cuando hablo. Pierdo de mi por la voz ser un esfuerzo, porque viene de un lugar que supone un esfuerzo para el cuerpo, y el cuerpo pierde al hablar. Como cada acción del cuerpo debe haber un lugar donde no haya esfuerzo, donde no pierda, un lugar donde reverbera.
Dar tiempo para que el gesto aparezca, para que llegue al cuerpo, empujo un brazo en el aire y dejo que el aire empuje el brazo, dejo que ese aire sea incorporado, doy tiempo al tiempo para aparecer. Doy tiempo al tiempo para crearse, para tener un tiempo propio, un tiempo que es el de esta danza, propio de esta densidad de cuerpo, propio de esta densidad de plaza.
El tiempo que creo en mi danza es un tiempo propio del cuerpo y todo lo que es incorporado. Es el tiempo que compartimos y que creamos en conjunto la plaza. El cuerpo no hace màs que acentuar ese tiempo, que es el tiempo plaza, reverberarlo y en su caso traerlo a la visibilidad.

Un palomo y tres palomas. Son las 12.07h, me quedo una hora màs. Lleguè sobre las 10.50h.

Observo estas variaciones sutiles en la densidad del cuerpo, ellas traen toda la diferencia. Observo como me adelanto, cuando voy por detrás, cuando parece que estoy màs cerca del nacimiento del gesto, observo la diferencia que eso hace en el espacio, en lo que se instala. Pequeñas variaciones en la realización, en el acometido, crean grandes variaciones en el ambiente. Mmm, observo.

Aparece una caminada alrededor del árbol, caminar, caminar, creando espacio, sin darme cuenta, camino, camino, aparece la canción quero ir para o altinho. Canto la canción mientras camino alrededor del árbol. Camino, camino, canto, canto, adoro.
Susana

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: