Tiago en revoada

Tiago baja a la calle, Pedro y yo estamos a la espera en la puerta del centro de acogida dónde vive. Todavía no sabemos lo que es este encuentro, sólo hemos quedado en estar juntos, pasar un tiempo juntos uniéndonos a la revoada que hoy acontece en el buraco 9-9a. Èl baja, viene bien preparadito, siempre habíamos venido a estar con los chavales del centro dentro del patio, es la primera vez que vamos a pasar tiempo en la calle, y se ha vestido bonito. Coge la pelota y baja, qué alegría verle, comienza la caminada que discurre entre que se escapa la pelota, Tiago me cuenta que vino hace poco a Lisboa, es de un sitio llamado Loures. Para mi desgracia me dice que no aprende espanhol en la escuela y sonríe. Entao tenho que afinar o meu portugués! el sonríe de nuevo. Llegamos al buraco, el día está una delicia. Jugamos a la pelota, a saltar a la cuerda, plantamos semillas, plantamos semillas.
En el momento no me dí cuenta de la importancia de la caminada del centro al buraco. Donde fuimos plantando, esta relación a veces mas cerca a veces mas lejos, pero con la atención de estar juntos, de conocernos, de saber hasta dónde va el y hasta dónde voy yo de cada vez. Dónde nos entendemos y dónde cualquier cosa se interpone y no llegamos a tocarnos. Y así en este ir y venir de cosas, estando juntos con la atención en este pulsar, es así que aprendemos, que descubrimos cosas y podemos avanzar en el estar juntos. El aprendizaje no viene pues de un acúmulo de conocimientos sino de esta atención al pulsar en el lado a lado, que trae descubertas, que te coloca descoloca, que te lleva a sitios que no conoces y que podemos incorporar si confiamos en continuar lado a lado. Continuar sin caer en el miedo de asegurarte bajo un traje que impida la relación viva. Una relación siempre fluctuante, que exige una atención continua, una rigurosidad en el ser para no salvarse tras una máscara.
Estar lado a lado yo y Tiago es una gran exigencia de cada uno, pero a la vez trae grandes recompensas, trae conocimiento, aprendizaje para ambos. Trae la alegría de estar juntos, siendo que este estar juntos nunca es el mismo. Es una relación que fluctúa, que empuja y recula, que se acerca y se afasta, siempre con el peligro del choque frontal y del alejamiento alargado en este primer encuentro en la calle, y al frente del barco, tripulando como podemos, estamos Tiago y yo.
Susana

One comment

  1. querida susana
    estar aí, onde estás sem desculpas, sem estratégias, frágil e forte, vendo o que vês sem retirar a tua linha, ressoando e ouvindo o ressoar
    estar
    estar mesmo
    sem fuga
    estar
    não pode haver melhor aprendizagem do que partilhar uma caimnhada com quem está
    sofia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: